El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, suspendió por dos semanas las deportaciones anunciadas para el domingo en el país a petición de la bancada demócrata y pidió a Congreso soluciones en migración.

"A petición de los demócratas, he demorado el proceso de deportación a migrantes ilegales durante dos semanas para ver si los demócrata y republicanos pueden reunirse y hallar una solución a los problemas de asilo y escapes en la frontera sur", escribió el Mandatario en su cuenta de Twitter.

"Si no, ¡comenzarán las deportaciones!", agregó.

El diario The Washington Post reveló ayer que el Gobierno de Trump tenía prevista llevar a cabo una redada masiva el domingo 23 de junio contra 2 mil familias migrantes con órdenes de deportación.

El operativo se llevaría a cabo en al menos 10 ciudades de EU, entre las que destacan Chicago, Los Ángeles y Houston.