El ingreso de divisas producto de remesas provenientes de Estados Unidos alcanzó en mayo un nuevo registro histórico, impulsado por la incertidumbre entre los trabajadores mexicanos debido a la retórica antimigrante en ese país, lo que indujo un mayor número de operaciones, así como por más envíos por el Día de la Madre, de acuerdo con datos del Banco deMéxico (BdeM) e información de analistas financieros.

En mayo, las remesas fueron de 3 mil 203 millones de dólares, 1.5 por ciento superiores a las del mismo periodo de 2018, y una cantidad récord para un mes desde que existe registro de este flujo de capitales al país, reportó el Banco de México.

Así, entre enero y mayo de este año, el monto acumulado de remesas fue de 13 mil 724.33 millones de dólares, lo que representó un incremento de 4.74 por ciento en comparación con el mismo lapso del año pasado, cuando la cifra fue de 13 mil 103.78 millones de dólares; rubro que también representa un nuevo máximo histórico.

“Esta dinámica podría estar influida, al menos en parte, por una mayor incertidumbre entre los migrantes acerca de su situación legal, induciendo un mayor número de operaciones. Sin embargo, la desaceleración en la actividad podría estar repercutiendo en el empleo y, por ende, en el monto promedio enviado. La retórica antimigratoria en Estados Unidos –que escaló recientemente ante la amenaza de ese país de imponer aranceles a todas las exportaciones mexicanas debido al aumento en el flujo de personas hacia allá– está cambiando gradualmente la dinámica del flujo de remesas”, comentó, respecto de las cifras del BdeM, el Grupo Financiero Banorte.

En términos absolutos, el flujo de remesas en mayo se benefició también por un mayor envío debido al Día de las Madres, comentó Banorte. Las remesas crecieron 1.5 por ciento anual en el mes, su ritmo más bajo desde agosto de 2016. No obstante, la comparación anual estuvo afectada por un efecto de base desfavorable al considerar que los envíos de dinero en mayo de 2018 crecieron 17.1 por ciento anual, superando por primera vez en la historia la marca de 3 mil millones en dicho periodo, el cual era el máximo histórico previo, indicó Grupo Financiero Banorte en un reporte.

Es la tercera ocasión en que las remesas superaron la barrera de los 3 mil millones de dólares enviados en un solo mes. Previamente había ocurrido en mayo y junio de 2018. Las cifras del Banco Central se remontan hasta enero de 1995.

No obstante, el ingreso en el flujo de estas divisas también tiene síntomas de desaceleración, pues en el acumulado de entre enero y abril crecía a 5.8 por ciento.

Para Banorte, este moderado desempeño va en línea con la desaceleración económica en Estados Unidos, lo cual podría tener un “impacto en el crecimiento del empleo de los migrantes mexicanos en ese país.

A pesar de lo anterior, los resultados en 2019 acumulados hasta ahora han sido positivos, lo que seguiría siendo un soporte para los datos fundamentales del consumo en México, que recientemente han mostrado señales de moderación.

En promedio, entre enero y mayo los mexicanos enviaron remesas por un monto de 318 dólares, crecimiento de 1.4 por ciento en comparación con el mismo lapso de 2018, cuando la cifra era de 314 dólares por operación. A su vez, el promedio en mayo es de 322 dólares, cifra 0.3 por ciento inferior a lo observado en el mismo mes de 2018, cuando fue de 323 dólares.

El número de transacciones en el quinto mes del año fue de 9 mil 956, crecimiento de 1.9 por ciento en comparación con el total de las realizadas el mes previo.