El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el viernes que las redadas para capturar y deportar a un gran número de indocumentados que vive en el país comenzarán "en breve", mientras que activistas en favor de los migrantes prometieron que sus comunidades estarán "listas" cuando lleguen los agentes.

Trump, quien ha hecho de su línea dura contra la migración ilegal un tema central de su presidencia y su campaña para la reelección en 2020, pospuso la operación el mes pasado después de que la fecha propuesta se filtró en la prensa, pero el lunes afirmó que las redadas se realizarían después de las fiestas del 4 de julio por el Día de la Independencia.

"Comenzarán en breve, pero no las llamo redadas, estamos sacando a personas, todas esas personas que durante años han venido ilegalmente", dijo el viernes a periodistas en la Casa Blanca.

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) dijo el mes pasado que las redadas se concentrarían en indocumentados que hayan llegado recientemente a Estados Unidos, para desalentar a las familias centroamericanas que arriban en gran número a la frontera suroeste del país.