Un juez dictó vinculación a proceso, durante una audiencia celebrada este miércoles por la mañana, en contra del abogado Juan Collado por los delitos de delincuencia organizada y lavado de dinero. Como medida cautelar, se le impuso prisión preventiva oficiosa y se decretó un período de seis meses de investigación.


El representante de la Fiscalía General de la República explicó que en el 2013, el abogado Juan Collado recibió un pago de 24 millones de pesos, derivado de una compra-venta de un terreno en 156 millones de pesos a través de una empresa fachada.


camp_int=Advertiser_${14764843}^Campaign_${2563473526}^impressions.gif

La Fiscalía también informó que Juan Collado es considerado, en esta investigación, como autor material y que junto con otras 4 personas se coludió para realizar transacciones financieras a España y a Suiza, dinero que presuntamente triangulaban a través de diferentes empresas.


El Ministerio Público aseveró que Juan Collado es socio y mantuvo una relación de negocios con Javier Rodríguez Borgio, considerado por la Fiscalía General de la República, como el “zar de los casinos” en México.


Dijo que incluso, un testigo afirmó ante el ministerio público, que tuvo conocimiento de que Javier Rodríguez Borgio, junto con José Antonio Rico y el abogado Juan Collado reunieron dinero en dos portafolios para que fuera entregado al entonces candidato y actual gobernador de Querétaro, Francisco Dominguez Servién.


Sin embargo el ministerio público no dio montos y tampoco confirmó que la operación se hubiera realizado.



Durante la audiencia que duró 11 horas y media, hubo algunos recesos y fue, en uno de ellos, alrededor de las dos de la mañana con 10 minutos, cuando el abogado Juan Collado comenzó a sentirse mal, se ponía las manos en el pecho, se puso pálido, tuvo algunos espasmos y el cuerpo le temblaba.


Su médico, el cardiólogo Jorge Eduardo Cosió lo revisó mientras estaba el receso.


Afuera del penal, Antonio Collado, hermano del abogado, explicó que su hermano padece de una enfermad.