La icónica cantante Madonna se ha destacado como una ferviente "fan" de la artista mexicana Frida Kahlo, símbolo artístico de la liberación de la mujer a nivel mundial, como demostró en numerosas ocasiones y reiteró en su nuevo video musical y en el 112 aniversario del nacimiento de la pintora, el pasado sábado.

God Control" es el más reciente trabajo musical de Madonna (1958) y en él, además de buscar concienciar sobre el control de armas en los Estados Unidos mediante una recreación de la matanza del local Pulse en 2016, aparece una imagen de Frida (1907-1954) colgada de una pared de un cuarto donde la cantante está detrás de una máquina de escribir.

Aunque se desconoce el significado exacto de este pequeño guiño ya que el resto del video no guarda relación con la artista mexicana ni nada de lo que la rodeaba, la imagen cobra protagonismo por sumarse a la lista de los múltiples gestos de admiración que la "reina del pop" ha dedicado a Frida.

Esta fascinación no es algo nuevo en el recorrido artístico de Madonna, quien desde finales de los años 80 comenzó su carrera en el Soho, la parte vanguardista de Nueva York, siendo al final de esta década cuando adquirió su primera obra de Frida Kahlo, explicó el periodista musical Ricardo Pineda en entrevista con Efe.

La búsqueda de Frida es un despertar (...) y esto hace 'click' con el trabajo de Madonna, quien recurrentemente echa mano de este tipo de figuras", explicó.

La cantante es una coleccionista de arte con más de 100 millones de dólares invertidos y siempre soñó con adquirir piezas de la pintora mexicana, cuya obra "Mi nacimiento" tiene colgada en las paredes de su casa.