Los mexicanos están profundamente frustrados con los inmigrantes después de un año de tener que lidiar con una oleada inmigratoria proveniente de Centroamérica, misma que atraviesa por el país, según una encuesta realizada por el Washington Post y el periódico Reforma.

Más de 6 de cada 10 mexicanos dicen que los migrantes son una carga para su país porque acaparan empleos y beneficios que deberían pertenecer a los mexicanos. Una mayoría del 55 por ciento apoya la deportación de migrantes que viajan a través de México para llegar a Estados Unidos.



Tales hallazgos representan un desafío a la percepción de que México, un país que ha enviado a millones de sus propios migrantes a Estados Unidos, quienes luego a su vez envían miles de millones de dólares en remesas, simpatizaría con el aumento de centroamericanos que recorren el país. En cambio, los datos sugieren que los mexicanos se han vuelto en contra los migrantes, expresando una antipatía parecida a la que expresan muchos partidarios del presidente Donald Trump al norte de la frontera.



La encuesta de mil 200 adultos mexicanos se llevó a cabo después de que México incrementara sus esfuerzos en la aplicación de sus leyes de inmigración luego de haber entablado un acuerdo en junio con la administración de Trump, quien prometió que dicho acuerdo reduciría la cantidad de migrantes que cruzan a Estados Unidos. El mandatario estadounidense había amenazado con imponer elevados aranceles a las importaciones mexicanas a menos de que México tomara una serie de medidas para frenar a los migrantes en su camino rumbo a la frontera norte.



Durante un año, los mexicanos han observado cómo un número creciente de centroamericanos transita por el país rumbo a la frontera con Estados Unidos. Algunos de ellos viajan a pie o en autobuses, en grandes caravanas, durmiendo en plazas y confiando en que la gente les done de comida y ropa. Una vez que llegan a la frontera norte de México, los migrantes esperan meses en abarrotados albergues locales a que Estados Unidos procese sus solicitudes de asilo.