La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México dio a conocer que son cuatro personas las que se encuentran detenidas como presuntos responsables del secuestro y homicidio del estudiante Norberto Ronquillo Hernández y que uno de los detenidos mencionó que el crimen se cometió debido a que la víctima tenía una deuda, sin embargo esta versión no ha sido confirmada.

En conferencia de prensa llevada a cabo hace unos minutos en la Ciudad de México,  la procuradora Ernestina Godoy detalló que se giraron las cuatro órdenes de aprehensión de los implicados y que ahora el caso está en manos del Poder Judicial.

Dijo que estas detenciones se lograron después de ubicar la casa de seguridad y a la persona que realizó la negociación para el rescate de la víctima.

“De las entrevistas con los imputados obtuvimos información sobre la participación de otras personas en este hecho, destacan: la ubicación de la casa de seguridad, la identidad del que fungió como negociador y el posible motivo del secuestro por una posible deuda que tenía la víctima”, mencionó Godoy. 

El subprocurador Rodrigo De la Riva indicó que se realizó un rastreo de las cámaras que captaron el paso del vehículo en el que viajaba Norberto, el cual fue abandonado en la alcaldía de Tlalpan a 300 metros de su casa.

Se realizaron diversas entrevistas con testigos que aportaron elementos y ubicaron los números telefónicos de donde se comunicaron los plagiarios.

“De las videograbaciones recabadas tanto públicas como privadas se logró ubicar uno de los vehículos participó en la intercepción del joven, se identificó y se confirma que se encuentra detenido y vinculado a proceso”, detalló el funcionario.

 Con el apoyo de la telefonía se logró la detención de un segundo participante del secuestro y homicidio quien se encuentra también detenido.

En los operativos y cateos se detuvo al tercer y cuarto implicado a través de órdenes de aprehensión, detalló

 Omar García, jeje de policía de investigación de esta dependencia, indicó que con el apoyo de la Secretaría de la Marina se realizaron la detención de las cuatro personas implicadas en el caso.

 En  una primera acción el 11 de julio en las que capturaron a Fernando M. a quien se le encontraron algunas dosis de narcóticos.

Posteriormente, gracias a los videos se ubicó el auto compacto con matrículas 658AGG utilizado como transporte particular a través de plataforma digital, el cual interceptó a Norberto el 4 de junio.

El 12 de julio se detuvo a Daniel N en la alcaldía Coyoacán registrado como socio conductor del vehículo.

Con las declaraciones de Daniel, se detuvo a una tercera persona:  Oscar N. quien  condujo el vehículo que lo interceptó, según declaraciones de Daniel, le había rentado esa unidad, esta persona probablemente se encontraba en la escuela de la víctima el pasado 4 de junio y también en el perímetro cercano cuando se realizó el cobro del rescate, mencionó el investigador.

 El tercer detenido cuenta con antecedentes penales por abuso de confianza y al momento de su detención se le encontraron diversas dosis de narcóticos, según indicó.

La madrugada de este jueves se detuvo a José N. a quien además se le encontraron drogas sintéticas y a quien se le acusa de interceptar a la víctima y realizar el traslado a la casa de seguridad y cobro del rescate.

Fuentes al interior de la dependencia indicaron que los nombres de tres de los detenidos son :Fernando Becerra Olvera ‘El Lagarto’ Óscar Muñoz González, José Emanuel Puebla León ‘ El Ovni’

 “Aun cuando la familia declinó la participación de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, la dependencia a través de la Fiscalía especial de investigación para la atención para el delito de secuestro, activó por protocolo  las diligencias conducentes a la investigación” dijo de la Riva.

La procuradora destacó además que aún faltan por realizar más detenciones por este caso y la investigación continuará hasta el total esclarecimiento. 

El secuestro del estudiante de 22 años  originario de Meoqui Chihuahua, quien estaba a punto de graduarse de la Universidad del Pedregal ocurrió la noche del 4 de junio, pese a que la familia pagó la cantidad exigida por el rescate, que tras una negociación, los plagiarios la fijaron en 500 mil pesos, el cuerpo de la víctima fue encontrado el 10 de junio en la alcaldía de Xochimilco.