Si el daño ambiental causado por Grupo México en el Golfo de California es irremediable, se le podría sancionar y se evaluaría revocarle la concesión, afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador.


Sin embargo, precisó en conferencia matutina, primero se buscará llegar a un acuerdo con la empresa propiedad de Germán Larrea antes de tomar una decisión "drástica" a fin de cuidar las fuentes de empleo.


"Si el daño es mayor, si no hay posibilidades de corregir los daños causados a la naturaleza, al medio ambiente, entonces sí, no hay economía que valga".


"Lo más importante es la naturaleza, pero procurar que podamos cuidar, que podamos tener desarrollo sin violar normas de medio ambiente, lo que se llama desarrollo sustentable", comentó.


El presidente aseguró que no se busca crecer a costa de destruir el territorio.


Grupo México reportó esta semana un derrame de 3 metros cúbicos de ácido sulfúrico de su terminal marítima de Guaymas.