Desde hace tres años, Salvador Ibarra, de 43, y su ex pareja Martha Julia, de 46, comenzaron una guerra por la custodia y pensión alimenticia de su hija Isabella, de 5 años. Hace unos días, hasta nuestra Redacción llegaron unos documentos que podrían acreditar que esta pelea llegaba a su fin, pues en ellos se describe el monto acordado por el juez para la pensión, y la forma en la que el actor podrá convivir con su pequeña. Sin embargo, una persona allegada a la familia nos cuenta que el pleito parece ser interminable, pues aunque ya hay un acuerdo establecido, Salvador podría demandar a Martha por haber mentido y difamarlo durante el proceso legal:

-¿Cómo va el pleito entre Martha y Salvador?

“Parece ser interminable; hace unos días se dictó una nueva sentencia y Martha no está para nada contenta, pues no está de acuerdo”.

-¿Por qué lo dices?

“Porque la sentencia que se dictó fue a favor de él. En diciembre lo habían condenado a pagar 12 mil pesos de pensión, pero en julio fue reducida a ocho mil”.

-¿A qué se debe?

“A que Salvador declaró que trabaja como  free lance y que sus ingresos dependen de la cantidad de trabajo que tenga. Además, el juez determinó que Martha también tiene la obligación de aportar económicamente y permitir la convivencia entre él y su hija”.

-¿Qué más ha sucedido?

“Ahora él verá a su hija cada 15 días y podrá tenerla algunos fines de semana; también se turnarán en fechas importantes como Navidad, cumpleaños, días festivos, por partes iguales,  algo que no se había asentado bien. Al fin podrá disfrutar completamente de su pequeña”.

-Dices que Martha no está nada contenta...

“Así es, le encabro$% que le hayan bajado tanto la pensión, pues ahorita su gimnasio sigue clausurado y no tiene otros ingresos. Con los ocho mil pesos mensuales no le alcanzará para seguir gozando de lujos, todo será exclusivo para su hija; tendrá que sujetarse a lo que el juez ya determinó, y si no lo hace, podría irle muy mal”.

 

 

Por malos manejos le cierran su gym a Martha Julia

-¿Por qué?

“Durante el proceso, ella hizo declaraciones inconsistentes que, afortunadamente, él pudo demostrar, con pruebas, que eran falsas; por todo lo que dijo, él no pudo ver a su hija libremente  por casi tres años y eso es imperdonable. Nadie puede prohibir la convivencia con los hijos, por eso pondrá una demanda en su contra”.

-¿Cuál será el motivo de la demanda?

“Salvador la acusa de daño moral y falsedad en las declaraciones, por ello tendrá que pagarle todo el dinero que gastó durante el proceso legal en abogados, que son cerca de 300 mil pesos; las pruebas resultaron en su contra y quedó como mentirosa ante la ley”.

-¿Y qué más pasó?

“A Martha le pidieron en el juzgado que no vuelva a interferir entre la relación de Salvador con su hija, y si se atreviera a hacerlo, podría ser acreedora a una sanción económica de hasta 10 mil pesos, perder la  guarda y custodia de Isabella, o lo peor... ¡ir a la cárcel hasta por seis años!”

-¿Qué dice Salvador al respecto?

“Él está muy feliz, lo único que le interesaba era poder estar con su hija y ya lo logró; fueron muchos años alejado de ella y ahora le toca disfrutarla por completo”, comentó.