Alrededor de 120 personas ralámuli que habitan en el poblado de Tehuerichi, en Carichí, reciben acompañamiento psicosocial de manera mensual por parte de la Secretaría de Desarrollo Social, a través de un equipo perteneciente a la  Coordinación de Cohesión Social y Participación Ciudadana.

 

Durante las terapias, la Unidad de Acompañamiento Psicosocial trabaja  con tres grupos: niñas y niños, mujeres, y hombres, en su mayoría ralámuli, con quienes se trabajan diferentes temas y áreas para la solución de problemas.

 

En su última visita, cada grupo reflexionó sobre las enseñanzas de abuelas y abuelos, la persona en su individualidad, y la comunidad, y con base en ello se buscó la solución de problemas que aquejan al municipio.

 

El trabajo con niñas y niños consistió en fortalecerles con diversas dinámicas en donde se proyectaron como parte de la comunidad para inculcar el cuidado entre ellas y ellos.

 

La dinámica finalizó con un entrelazado simbólico de tres listones de colores en donde cada uno simbolizó uno de temas reflexionados: las y los abuelos, que representan las tradiciones, la comunidad, y el yo individual.

 

El acompañamiento psicosocial crea una red de apoyo entre las y los habitantes del poblado al ayudar a enfrentar y sanar hechos pasados, y a su vez prevenir hechos futuros al otorgarles herramientas estratégicas y  emocionales.

 

La localidad de Tehuerichi se encuentra ubicada en la Sierra Tarahumara, y es visitada por el equipo de psicoterapeutas una vez por mes, permaneciendo todo un día para otorgar acompañamiento en las necesidades que la misma comunidad expone.