La diputada independiente Ana Lucía Riojas le regaló a la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, un "porro" de mariguana para pedirle que cumpla su promesa de regulación de la cannabis.

"Sólo un paso para construir la paz es legalizar el consumo de las drogas, propuesta que usted mismo hizo", le dijo.

"Le traigo un regalo como recordatorio de aquella propuesta".

En su participación, Riojas tuvo de las intervenciones más críticas.

Acusó que es el canciller Marcelo Ebrard quien rige la política migratoria porque decide el despliegue de la Guardia y hasta informa a Estados Unidos cómo van las políticas en México.

Cuestionó cuánto se está gastando en las estaciones migratorias y por qué hay acciones de discriminación y represión contra migrantes.

También reclamó que Candelaria Ochoa, titular de Conavim, ponga obstáculos para hacer las declaratorias de alerta de género.

"Persiste el poder patriarcal que pone primero las apariencias que la propia vida de las mujeres", señaló.