La décimo quinta edición del Festival Internacional Chihuahua (FICH) trajo una oferta artística para todos los gustos, y como cierre de los espectáculos teatrales subió a escena la ópera Carlota, una propuesta vanguardista que cautivó al público asistente.

 

Esta "ópera film" incorpora elementos multimedia que fueron recreados en las dunas de Samalayuca, y que retratan la obsesión y desolación sufrida por la emperatriz Carlota a consecuencia de las seis décadas de espera de su amado Maximiliano, sentimientos que fueron contagiados al público con recursos de vanguardia de las óperas contemporáneas.

 

Esta es la segunda ocasión en la que se monta ésta ópera, tras su estreno el año pasado en Schwaz, Austria, y en unas semanas más se presenta en un foro de la Universidad Nacional Autónoma de México.

 

La obra está inspirada en la novela histórica “Noticias del Impero”, el libro más famoso del escritor Fernando del Paso, cuya trama aborda la obscura historia de amor y olvido de Carlota de Bélgica y Maximiliano de Habsburgo.

 

Esta adaptación al teatro operístico retoma los diálogos del libro que del Paso publicó por primera vez en 1987 que le confirió reconocimiento internacional como uno de los mejores escritores mexicanos del siglo pasado.

 

Carlota, ópera prima del compositor mexicano Arturo Fuentes, contó con la participación de la soprano alemana Sarah Maria Sun en el papel protagónico, reconocida en todo el mundo como una extraordinaria artista en la escena musical contemporánea. Su repertorio abarca más de 800 composiciones, que incluyen más de 300 estrenos mundiales.

 

El acompañamiento musical estuvo a cargo del Ensamble Vértice, compuesta en su mayoría por músicos mexicanos especializados en la interpretación de música clásica contemporánea.

--