Este miércoles, dieciséis migrantes, entre ellos cuatro menores de edad, fueron encontrados con vida escondidos en el remolque de un camión que se disponía a embarcar en un ferry hacia Inglaterra desde una ciudad de los Países Bajos, informó la policía holandesa.

En una comunicación oficial, las autoridades de la ciudad detallaron que se "descubrió a 16 extranjeros en un camión en IJmuiden", ciudad portuaria situada en la costa oeste de los Países Bajos.

El camión transportaba piezas de automóviles entre las que se escondían los migrantes. El conductor del camión, un ciudadano turco de 45 años, se presentó por sí mismo ante los agentes de seguridad antes de embarcar en el ferry, donde afirmó haber escuchado algunos ruidos que provenían de su remolque, informaron las autoridades.

Las fuerzas del orden descubrieron en el camión a cuatro niños migrantes menores de edad, una mujer y 11 hombres de diferentes nacionalidades. El conductor fue detenido por tráfico de personas, mencionó la comisaria.