Un hombre de Utah que ayudó a su madre y otros familiares a huir del norte de México luego de la reciente matanza dijo el domingo que la mayoría escapó a Arizona con lo que pudo meter en sus carros y camiones y probablemente nunca regresará.

Más de 100 personas salieron de su comunidad rural en el norte de México el sábado en una caravana de 18 vehículos luego del ataque del lunes, en el que nueve mujeres y niños fueron asesinados al parecer por sicarios de cárteles de drogas.


“Fui allá para sacar a mi madre y mi familia, mis hermanos y muchos niños”, dijo Mike Hafen el domingo en una entrevista telefónica desde la casa de su hermana en Phoenix.


“Vivieron allá 47 años. Se fueron con lo mínimo, lo que pudieron meter en la caja de mi camioneta”, dijo. “Tras vivir allí 47 años, tuvieron que dejar casi todo”.


Hafen dijo que muchos de sus familiares y amigos creen que nunca regresarán a México debido a los carteles de drogas.


“Está empeorando. No hay nada sino corrupción. No sabes en quién puedes confiar”, dijo. “Algunas miembros de mi familia dicen que jamás volverán”.


“Es bastante duro para todos y es triste. Yo crecí allá. Era un lugar maravilloso para vivir. Me encanta el lugar. El crecer allá no lo cambiaría por nada”, dijo Hafen, de 54 años, quien se mudó a Utah hace 15 años. “Pero lo que está haciendo, no es seguro. Nos hemos dado cuenta”.


El ataque mortal del lunes ocurrió mientras las mujeres viajaban con sus niños a visitar familiares. Ocho niños, algunos infantes, sobrevivieron la emboscada.


La extensa comunidad data de hace más de un siglo, cuando la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días puso fin a la poligamia, obligando a familias mormonas polígamas en Estados Unidos a buscar otros países para vivir.


Piden a FBI cooperar 


El Gobierno de México invitó al Buró Federal de Investigación (FBI) de Estados Unidos a cooperar en la investigación de la masacre de nueve personas, el pasado 4 de noviembre, en Bavispe, Sonora.


La Cancillería mexicana afirmó que envió una nota diplomática a la Embajada estadounidense en México para que notificara al FBI la invitación.