Con más de dos décadas en los escenarios musicales y 250 millones de discos vendidos, “La Princesa del Pop”, Britney Spears, llega este lunes a los 38 años, con una carrera de altibajos, envuelta siempre en polémicas y escándalos.

La aventura comenzó cuando Britney cumplía 11 años y hacía su debut en el programa televisivo El club de Mickey Mouse (1992).

Pero la fama le llegó con el álbum Baby one more time, que en junio pasado cumplió 20 años y que, sólo en Estados Unidos, de acuerdo con la Recording Industry Association of America, ha vendido más de 14 millones de discos.

A lo largo de su carrera, la cantante nacida en Misisipi (1981), ha enfrentado una vida personal llena de escándalos. Desde la relación con el cantante Justin Timberlake, que terminó en medio de rumores de infidelidad, hasta el matrimonio fallido con su amigo de la infancia Jason Alexander, que duró únicamente 55 horas, resultado de una alocada noche Año Nuevo en Las Vegas, no ha dejado de estar en el ojo público.

A sus problemas de adicciones y psiquiátricos, la intérprete de Hold it against me, ha tenido que enfrentar la separación de sus dos hijos, producto de su matrimonio con el bailarín Kevin Federline. De acuerdo con una nota del periódico El País, un juez le redujo la custodia de sus dos hijos, Sean Preston y Jayden James, de 13 y 12 años respectivamente.

La cantante solo dispondrá de un 30 por ciento del tiempo para estar con sus hijos. La pareja tenía un acuerdo, desde 2018, de custodia compartida, pero los problemas con drogas y alcohol precipitaron las cosas para Britney. Incluso tuvo un ingreso a un hospital psiquiátrico, al que llegó escoltada por policías.

Ganadora de un Grammy (2004), nominada en ocho ocasiones, y de otros múltiples premios en todo el mundo, Britney Spears es una de las cantantes más populares del orbe. Con nueve discos en su carrera, se prepara un musical en Broadway basado en sus temas, cuyo estreno está previsto para abril de 2020.

Otros momentos

Britney Spears sorprendió a sus fans en el video “Oops!…I Did It Again”, donde aparece con una traje rojo de látex que destacaba su figuraa.

El “Striptease” de los MTV

Con tan solo 19 años, Britney Spears impresionó en los MTV Video Music Awards del 2000, con un semi striptease sobre el escenario.

La Serpiente

En otra premiación, en los VMA del 2001, la cantante llegó al escenario con una enorme serpiente pitón albina para dar a conocer “I’m A Slave 4 U”; estás imágenes las confirmaron “sex symbol” del momento.

Beso con Madonna

De nuevo en los VMA, pero del 2003, Britney y Madonna se dieron el icónico beso sobre el escenario. Spears interpretaba a una novia con la canción “Like A Virgin”, mientra que Madonna era el novio con “Hollywood”.