El 30 de noviembre pasado, elementos de la policía municipal de Santos Reyes Nopala, Oaxaca, asesinaron al defensor indígena Catalino Barradas Santiago, denunció el Centro de Derechos Humanos y Asesoría a Pueblos Indígenas (CEDHAPI).


De acuerdo con información del Centro, Catalino viajaba con más personas de la comunidad hacia Santa Lucía Teotepec, cuando una patrulla de la policía municipal de Nopala se atravesó; los elementos portaban armas largas de alto calibre y comenzaron a disparar.


Durante la balacera, personas que acompañaban a Catalino Barradas Santiago consiguieron huir, incluso resultaron lesionados dos compañeros más; sin embargo, el defensor de 32 años de edad, murió en el lugar.


“En el momento de la agresión, el indígena recibió un balazo y cayó al suelo. Escuchaban quejidos pero posteriormente escucharon una detonación de arma de fuego y ya no se escucharon, por lo cual se presume que le dieron el tiro de gracia”.


Testigos al Centro de Derechos Humanos


El centro detalló que en el atentado también resultaron heridos Agripino Cortes Salinas y Ceferino Carmona Carmona, mientras que Felipe Carmona Velasco fue detenido y recluido en el penal de Puerto Escondido, donde “se tiene conocimiento que fue torturado por la policía municipal de Santos Reyes Nopala”.


Hasta el momento, ninguna autoridad estatal se ha pronunciado al respecto, mientras que grupos paramilitares siguen intimidando a la población de ese municipio para mantener el control, lo que sucede en el contexto de elecciones locales de los pueblos indígenas.


Exigen medidas cautelares para defensores en Oaxaca


Ante el contexto de violencia contra la comunidad y defensores en la región de Santa Lucía Teotepec, el CEDHAPI solicitó al Grupo de Trabajo Sobre Detención Arbitraria de la ONU que emita una acción urgente por el asesinato de Catalino Barradas Santiago. Y la Defensoría de Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca y a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos les pidieron medidas cautelares.


Por otro lado, a la Fiscalía General del estado (FGE) exigieron investigar la presunta ejecución extrajudicial del defensor, quien también era vigilante de la legalidad de las elecciones de presidente municipal en Santos Reyes Nopala. Al gobierno estatal pidieron atención médica para los lesionados y que se sancione a los responsables de la agresión.