Un perro llegó a su casa cargando en el hocico una cabellera humana ayer en la tarde en el Ejido Sacramento, lo que ocasionó una fuerte movilización policiaca sin que por el momento se halla localizado el cadáver.

Los hechos ocurrieron minutos antes de las siete de la tarde, en la calle Morelos.

A los teléfonos de emergencia llegó una llamada en la que reportaron posibles restos humanos, por lo que agentes de la Policía Municipal fueron los primeros en atender el llamado.

Los agentes se entrevistaron con el quejoso quien les dijo que salió a buscar a su perro y al encontrarlo vio que en el hocico traía una cabellera al parecer humana.

El denunciante dijo que desconoce de qué lugar la trajo, pues solo vio que el perro venía de la zona donde está el río.

Los policías hicieron un rastreo por la zona pero no lograron encontrar nada, pues ya estaba demasiado oscuro.

El caso fue turnado a la Fiscalía General del Estado para que se hicieran cargo.