Lin Helena Halfon de 26 años había contraído nupcias con un flamante millonario de 77 años, Richard Rappaport pero poco les duró la felicidad a los recién casados pues, tan solo cuatro meses después de la boda, Lin fue enviada a prisión.


De acuerdo a las autoridades de Tampa, Florida, Lin Helena Halfon le había estado robando a su esposo poco más de un millón de dólares, es decir poco más de 18 millones 846 mil 400 pesos mexicanos, todo través de transacciones que la mujer hacía en nombre de su marido.


A la mujer de 26 años se le arrestó en el Aeropuerto Internacional de Tampa acusada por estafa, lavado de dinero, fraude organizado y explotación de una persona mayor. La fianza que se le fijó a la esposa de Richard Rappaport fue de un millón de dólares, es decir por los 18 millones con los que pretendía estafar a su marido.


Se excusó diciendo que quería el dinero para comprarle un yate a su marido Lin habría querido cambiar unos cheques por efectivo en la tienda de una cadena llamada Amscot con la excusa de comprarle a su esposo un nuevo yate pero las sospechas comenzaron a hacerse presentes por lo que los empleados le comentaron que no contaba con esa suma.


A pesar de que los cheques iban firmados por su marido, los empleados le dijeron que él también debía estar presente para hacer una transacción de tales magnitudes por lo que ella ofreció pagar más comisión a los empleados de lo que normalmente se cobra por la transacción, aproximadamente 100 mil dólares (un millón 884 mil 640 pesos).


Nuevamente la rechazaron por lo que se regresó por otros tres documentos de cobro para intercambiarlos, los cuales juntos sumaban el millón, acción que pareció aún más sospechosa y se le dio aviso a las autoridades.


A pesar de que se habían casado no vivían juntos, Richard pagaba todas la cuentas del departamento de Lin.


El medio local The Tampa Bay Times afirmó que Richard Rappaport quiso brindarle el beneficio de la duda a su esposa cuando él se enteró de todo, además tampoco quiso deportarla a Israel, de donde Lin Helena es originaria; sin embargo, poco después el fraude salió a la luz.

De acuerdo con la familia del empresario, específicamente su hija Dayna Titus, declaró que nadie de la familia sabía que Richard estaba casado pues lo hicieron en secreto el pasado mes de agosto en Sarasota, Florida. Además se dio a conocer que, aunque estaban casados ellos no vivían juntos sino que Rappaport le paga las cuentas de su departamento