En un procedimiento abreviado se dictó el resolutivo en contra de Sergio Peinado Castillo, declarado penalmente responsable del delito de amenazas, por lo que fue sentenciado con una pena de seis meses de prisión y al pagó de la reparación de daño.

 

De acuerdo a lo expuesto por el Ministerio Público, derivado a problemas vecinales el ahora sentenciado, utilizó lo que parecía un arma de fuego con apariencia real con la que amagó al ofendido, apuntándole y diciéndole que lo iba a matar.

 

Tras realizar diversas indagatorias, la Unidad Especializada en delitos de Peligro, contra la Paz, Seguridad de las Personas y la Fe Pública, obtuvo elementos de prueba y testimoniales contundentes para acreditar la responsabilidad del imputado.