El Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) presenta un problema serio porque los estados no están reportando las cuotas y aportaciones de los diferentes patrones, alertó su director general Luis Antonio Ramírez Pineda.

"Desafortunadamente, el Instituto presenta un problema muy serio de que no se están reportando las cuotas y aportaciones por parte de las entidades de los diferentes patrones, y esto evidentemente está generando un problema para invertir en equipamiento, en insumos, material de curación", dijo.

La deuda, precisó el funcionario en conferencia de prensa en Palacio Nacional, asciende a 60 mil millones de pesos.

El adeudo, detalló, se arrastra desde hace más de una década, lo que origina que haya problemas de inversión.

Para resolver esta situación, comentó Ramírez Pineda, se están realizando convenios con los estados.

San Luis Potosí, Colima y Baja California Sur ya han firmado los convenios.

El funcionario comentó que la Secretaría de la Función Pública (SFP) apoyará para estar promoviendo estos acuerdos que permitan a las entidades regularizarse en sus pagos y que también se normalicen los enteros a las cuentas de los trabajadores.

Respecto a las cuotas que los estados deben al ISSSTE, el Presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que la Secretaría de Hacienda está haciendo su trabajo.