La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, reconoció que el aislamiento de la población en sus domicilios ante el Covid-19 pudiera ser causa de violencia intrafamiliar en las próximas semanas.

Al encabezar la tercera reunión de Estrategias contra la Violencia de Género en la que participaron los subsecretarios y titulares de los distintos órganos desconcentrados, la secretaria Sánchez Cordero señaló como necesario el adelantar las campañas para prevenir la violencia en los hogares y para ello, solicitara la autorización del presidente de la República.

“Creo que le voy al señor presidente que estamos previendo que pudiera haber violencia intrafamiliar por el confinamiento y que entonces, es conveniente ya sacar las campañas de violencia intrafamiliar porque se le ha dado mucho peso a las campañas contra las adicciones”

Antes, en entrevista, dijo que el hacinamiento, el impacto económico familiar y la propia personalidad de los integrantes de la familia son factores que pudieran derivar en situaciones de riesgo durante esta emergencia para contener el contagio del coronavirus.