Javier Corral anunció que la crisis económica por el coronavirus generaría un hoyo financiero para el Gobierno del Estado de hasta 4 mil millones de pesos y anunció recorte de sueldos en 50% a funcionarios.


El gobernador Javier Corral explicó que hay dos situaciones que le pueden pasar a Chihuahua: una afectación a las finanzas públicas estatales por mil 100 millones de pesos, a raíz de la baja en la recaudación, participaciones y aportaciones federales.


El segundo: un decrecemiento de la economía nacional que baje hasta 4% el Producto Interno Bruto, lo que le generaría al Gobierno de Chihuahua un hoyo financiero de hasta 4 mil millones de pesos.


Apenas horas atrás, el PAN Estatal a través de su dirigente, Rocío Reza, pidió a los diputados locales “prepararse” para reorientar el presupuesto estatal 2020.


“Eso nos obliga a un ajuste en el cinturón, empezaré por mí, yo voy a reducir al 50%, mi salario, a partir de ya; y voy a decretar reducción del 50% de las compensaciones a todos los secretarios y titulares de organismos desconcentrados y descentralizados del Gobierno del Estado de Chihuahua”, dijo Corral Jurado.


Agregó que no sólo en el Ejecutivo, sino también pedirá que los demás funcionarios del Poder Legislativo y Judicial se bajen el salario.


“Tenemos que enviar un mensaje serio de la magnitud del reto que estamos enfrentado”, expuso. 


Por lo anterior, en próximos días publicará un nuevo decreto de austeridad, donde se creará una bolsa para apoyo a micro y pequeñas empresas, mientras que las medianas y grandes tendrán diferendos fiscales si conservan empleos.


 “Preferimos el paro técnico, pero también se perderán empleos”, comentó.