Ante la falta de respuesta de las autoridades sanitarias, para realizar el debido proceso a los cadáveres de personas infectadas de Covid-19, familiares de los difuntos han decidido abandonar los cuerpos en las calles, e incluso hasta los incineran ahí mismo. 

A partir del día domingo comenzaron a aparecer los cuerpos envueltos en bolsas de plástico reforzadas en dicho país, hecho que comenzó a circular en redes sociales. 

También se viralizó un video de una mujer que se identifica como Gabriela Orellana, quien pide ayuda a las autoridades para retirar el cadáver de su esposo, el cual está en su casa. 


“Pido a las autoridades que me ayuden con el levantamiento del cadáver de mi esposo, él está ahí y nadie se mueve. Señor presidente ¿dónde está? Me dijeron que tenía que esperar, que estaba todo colapsado. Pido que me ayuden, que mi esposo pueda tener una atención digna, que no me lo dejen aquí, que levanten el cadáver. No sé hasta cuando tengo que esperar”, dice la mujer desesperada.


Según informó el medio El Universo, los cadáveres de las personas que fallecen en sus casas, son arrojados a las aceras, esquinas, portales, incluso en los depósitos de basura.