Esta historia que llega desde Brasil deja mucho qué pensar a millones alrededor del mundo, pues una fiesta de cumpleaños terminó en el funeral de tres integrantes.


De acuerdo con la información; a principio de marzo se celebró un cumpleaños en Sao Paulo, Brasil, en el que se reunió una familia completa a festejar.


Sin embargo, todo acabó de forma trágica, puesto que al menos 14 miembros de la familia resultaron positivos a COVID-19, semanas más tarde, 3 integrantes fallecieron. 


En la fiesta de Vera Lúcia Pereira, quien cumplió 59 años, se reunieron alrededor de 28 personas para celebrar en el patio trasero de su hogar.


“Teníamos dudas, pero decidimos hacerla, porque no había tantos casos en el país”, reveló una invitada a BBC News.


Los organizadores aseguran que solo invitaron a la gente más cercana a la familia, para evitar conglomeraciones. 


Pero a los pocos días de aquella reunión, los familiares comenzaron a presentar síntomas de coronavirus. 


Actualmente los demás invitados se encuentran en aislamiento o mejorando tras presentar síntomas como tos, fiebre, dificultad para respirar, secreción nasal, dolor de garganta, diarrea, entre otros.


Debido a que consideraron que aún había muy pocos casos en Brasil, la familia Pereira tomó muy a la ligera las restricciones y consejos de la Organización Mundial de la Salud.