La directora de Salud, Daphne Santana Fernández, precisó que esta etapa es identificada por ser de ascenso rápido en la propagación del virus, pues la enfermedad está presente en la mayor parte del territorio nacional y gran parte de los contagios son comunitarios.

 

Comentó que es importante tener en cuenta el confinamiento preventivo como una de las medidas más importantes para evitar la propagación, mantener la Jornada Nacional de Sana Distancia; la cancelación del trabajo en sectores no esenciales; restringir actividades recreativas en espacios públicos; el uso obligatorio de cubre bocas en lugares públicos.

 

También el lavado frecuente de manos; estornudo de etiqueta; no tocarse la cara, nariz, boca y ojos; limpiar y desinfectar superficies de uso común; saludar a distancia evitando estrechar manos y abrazos.

 

Así como limpiar con agua y jabón diversos artículos con los que interactuamos diariamente en el hogar y el interior de vehículos.

 

Para finalizar, informó que el Municipio a través del Centro de Atención COVID-19, ha realizado desde su instalación el pasado 16 de abril, un total de 75 consultas, mientras que siete pacientes se encuentran internados y recibiendo tratamiento.

 

Así mismo, especificó que tres personas fueron dadas de alta del Centro de Atención COVID-19, mientras que otras tres fueron recibidas, estabilizadas y trasladadas a sus hospitales de derechohabiencia con apoyo de la Dirección General de Protección Civil.