Houston— El gobierno de Estados Unidos otorgó un contrato de 275 millones de dólares para la construcción de un tramo del muro fronterizo en el sur de Texas en enero, con el inicio del que sería el segundo mandato del presidente Donald Trump si sale reelegido.

Caddell Construction Company, una firma de Montgomery, Alabama, ganó el contrato para levantar 22,5 kilómetros (14 millas) de barreras en y alrededor de Laredo, una ciudad de Texas de 260.000 habitantes en el Río Bravo, el río que separa el estado y México.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP por sus siglas en inglés) anunció la licitación el viernes en la noche, con financiación que había recibido del Congreso en lugar de con los fondos militares redirigidos para el muro. La construcción comenzaría en enero de 2021 “pendiente de la disponibilidad del terreno”, explicó la agencia.

En la actualidad hay un pequeño muro que separa Laredo, en el lado estadounidense de la frontera, de Nuevo Laredo, en México. Gran parte de la nueva construcción atravesaría terrenos privados en vecindarios próximos a la orilla del río, lo que requiere que el gobierno se haga con las parcelas.

Abogados del ejecutivo presentaron demandas contra los propietarios de los terrenos, que incluyen viviendas, empresas y un orfanato católico, para incautar parte de ellos u obtener acceso para inspeccionarlos. En el adyacente valle del Río Bravo, tribunales federales permitieron que el gobierno incaute inmediatamente alguna fincas para acelerar la construcción.

Trump ha presionado para seguir adelante con la construcción del muro durante la pandemia del coronavirus. En la actualidad se están levantando varios tramos a lo largo de la frontera entre las dos naciones.

Desde que Trump asumió la presidencia hace tres años, se han construido 261 km (162 millas) de nuevas barreras en la frontera, según la CBP. Esto son 804 km (500 millas) menos de lo que el mandatario prometió para finales de este año.

Caddell Construction no devolvió un mensaje telefónico el viernes en la noche para pedir comentarios acerca del contrato. Caddell fue una de las cuatro firmas elegidas para construir prototipos del diseño del muro en 2017.