POR: ENRIQUE ARANDA

Ahora sí que, perdón, sin acabar de domar al covid-19, como afirmó Andrés Manuel López Obrador, había ocurrido ya desde el pasado 26 de abril ni, menos, de aplanar la curva de contagios, como asegura el protagónico Hugo López-Gatell, viene sucediendo desde hace, al menos, un mes, México logró ya el cuestionable “honor” de integrarse al Top Ten mundial de países con un mayor número de muertos por la pandemia, desplazando a Canadá.

México, sí, “despertó” como décimo entre las naciones con un mayor reporte de decesos a causa de la pandemia —6,510, según el informe oficial más reciente—, lo que, si bien es preocupante y lamentable por tratarse de la pérdida de vidas, lo es más cuando atestiguamos que mantenemos uno de los porcentajes más altos de muertes por número de infectados, 10.9% hasta ayer.

Si bien los números se mantienen lejos de los de Estados Unidos, con sus 96,280 decesos; el Reino Unido, con 36,042; Italia, 32,486; Francia, España, Brasil, con 20,047, para alcanzar la sexta posición del nada honroso ranking, Bélgica, Alemania e Irán, lo cierto es que el último reporte, según el cual existen 59,567 contagiados confirmados y el número de muertes citado encendió las alertas a nivel gobierno.

Y esto porque, en opinión de los más, la elevada relación que se reporta entre número de infectados y víctimas mortales evidencia, de una manera por demás irrebatible, no sólo el “rebase” de la estructura sanitaria (en las zonas de mayor concentración de contagios al menos), sino, peor, de la estrategia oficial para enfrentar la emergencia. Ni más que eso, pero tampoco menos…

El hecho mismo de que en la Unión Americana tal relación sea apenas superior a 5%, abajo del promedio mundial, que oscila entre el 6-7%, según la fuente referida, testimonia la gravedad de la situación que, por si fuera poco, está siendo potenciada por el hecho mismo de que México esté iniciando apenas un proceso de desconfinamiento que, en el mejor de los casos, podría prolongar la actual situación hasta mediados de junio o más.

Las alertas se encendieron ayer, pues, y no parece inminente que pudieran extinguirse en el cortísimo plazo…

 

ASTERISCOS

* Con la participación del arzobispo primado de México, cardenal Carlos Aguiar, artistas e intérpretes, como Eduardo Verástegui y Emmanuel, entre otros, así como de la exdirectora de la central abortists Planned Parenthood de Arizona,Mayra Rodríguez, este sábado se cumplirá la 9ª Marcha por la Vida, primera digital, de Pasos por la Vida. Bien…

* Al igual que en otros muchos estados, antes iniciativas de Morena, dos, que pretendían legalizar la práctica criminal del aborto en la entidad que gobiernaJuan Manuel Carreras, San Luis Potosí, fue abrumadoramente rechazada por el Congreso, 20 de cuyos diputados —tres de Morena incluidos— las votaron en contra, cuatro se pronunciaron a favor y tres se abstuvieron. Bien…

* Que nunca falta un prietito en el arroz… es, a decir de la sabiduría popular, una realidad que ayer en Saltillo quedó más que confirmada, luego de que el siempre cuestionable obispo Raúl Vera López instruyera al clero de su diócesis ignorar disposiciones orientadas a avanzar en el desconfinamiento social ante la cesión de la pandemia, ¡la apertura de templos incluida!...