El secretario de Seguridad del Estado de Chihuahua, Emilio García Ruiz, reconoció que el estado de Chihuahua sí mantiene un alto índice de homicidios, como lo planteó el secretario Alfonso Durazo, pero explicó que por lo menos el 80% de los eventos están ligados a cuestiones de la delincuencia organizada que recae en el fuero federal.

La responsabilidad no sólo deberá caer en el estado, ya que también ocupa a la Federación, por lo que estamos trabajando en coordinación a tal grado que estamos capturando a los principales generadores de violencia del estado, en menos de una semana, como parte de la coordinación y la estrategia que planteamos en el día a día.

Emilio García comentó que han trabajado de forma continua con los tres niveles de Gobierno, a través de las mesas de seguridad que realizan todos los días por la mañana, donde se analizan los objetivos prioritarios y se establecen las capturas de los criminales que generan violencia en el estado.

El secretario de Seguridad dijo que uno de los generadores de violencia en el estado, conocido como “el Iraquí”, era un personaje que generaba homicidios en Juárez y confrontación en esa zona del estado, por lo que se desataron agresiones directas contra los cuerpos de seguridad en el estado.

“Estamos preparados para atender lo que vaya generándose, estamos trabajando en alerta, porque estos sujetos llegan con un vehículo polarizado y empiezan a disparar en contra de cualquier elemento con uniforme, son agresiones arteras y cobardes, pero tenemos capacidad de reacción”, aseguró.

Comentó que en el avance de la estrategia de seguridad se han reducido de 18 a 16 los objetivos prioritarios del estado de Chihuahua, en menos de dos semanas, como parte de las estrategias que se han proyectado para terminar con el desarrollo de estas agrupaciones criminales dentro del estado.