Washington.- El presidente Donald Trump lanzó un feroz ataque contra Pekín este viernes, enumerando fechorías que van desde el espionaje hasta la violación de las libertades en Hong Kong, y anunció una serie de medidas a manera de represalia que hundirán más profundamente en una crisis las relaciones entre Estados Unidos y China, informó CNN.

“Ellos han timado a Estados Unidos como nunca antes lo había hecho alguien”, dijo Trump refiriéndose a China, mientras acusaba la manera en que Pekín ha “atacado nuestras fábricas” y ha destruido la industria estadounidense, considerando a Pekín como un enemigo central al que va a enfrentar en los restantes meses de su campaña de reelección.

Trump apareció en el Jardín de las Rosas al final de una semana en la que Estados Unidos llegó a las 100 mil muertes por la pandemia del coronavirus y una protesta masiva en Minneapolis después de la muerte de un afroamericano cuando estaba bajo custodia de la policía, lo cual no mencionó, enfocándose en mostrar a Pekín como una amenaza geopolítica existencial.

Trump acusó a China de “espiar para robar nuestros secretos industriales”, los cuales son muchos, y anunció medidas para proteger a los inversionistas estadounidenses de las prácticas financieras chinas, acusó a Pekín de “apoderarse ilegalmente de un territorio en el Océano Pacífico” y amenazar la libertad de navegación.

También dijo que Estados Unidos revocará los privilegios que tiene Hong Kong con políticas especiales sobre extradición, comercio, viajes y aduanas que Washington le había otorgado anteriormente.

Añadió que Estados Unidos se saldrá de la Organización Mundial de la Salud aun cuando la pandemia global del coronavirus sigue cobrando vidas, asegurando que China tiene “el control total” de los 194 países miembros de esas organización.

Dijo que China había presionado a ese organismo para “engañar al mundo” sobre los orígenes de la pandemia que describió como “el virus de Wuhan” y señaló que el financiamiento para la salud podría ser utilizado en “otras necesidades de salud públicas globales y urgentes”.