La investigación ministerial, señala que la víctima de 13 años de edad, es quien, en dos ocasiones, mediante amenazas fue objeto de tocamientos de índole sexual por parte de Ignacio N.L. de 43 años de edad, imputado que quebrantó el vínculo de confianza.

 

El hoy procesado, amenazaba a la menor con hacerle daño a sus hermanas y a su mamá si alguien se enteraba de lo ocurrido.

 

El agente del Ministerio Público aportó el material probatorio ante un Juez de Control, quien luego de valorarlo determinó que el inculpado deberá de continuar bajo investigación, razón por la que fijó un plazo de dos meses para el cierre de la misma.