El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, celebró la "espectacular" caída del desempleo que en junio bajó a 11.1 por ciento y destacó las cifras de creación de puestos de trabajo.

"El anuncio de hoy muestra que nuestra economía está volviendo a rugir", dijo Trump que afirmó que en algunas áreas del país todavía se están apagando "las llamas" provocadas por el coronavirus.

"La crisis está siendo manejada", añadió.

La economía estadounidense sumó una cifra récord de 4.8 millones de puestos de trabajo en junio y la tasa de desempleo cayó más de dos puntos a 11.1 por ciento a medida que muchos comercios reabrieron, sin embargo esta recuperación enfrenta la amenaza de un aumento de los casos de Covid-19.

La tasa de desempleo confirmó un segundo mes a la baja, superando las expectativas de los analistas, pero este indicador depende, al igual que el conjunto de la economía, de que se controle la pandemia que en Estados Unidos provocó el brote más grave con más de 128 mil muertos.

El confinamiento para intentar contener el avance del virus llevó a la tasa de desempleo de un nivel de 3.5 por ciento en febrero a 14.7 por ciento en abril, para luego ceder en mayo a 13.3 por ciento.

"Esta mejora en el mercado laboral refleja la continua recuperación de la actividad que se redujo en marzo y abril debido a la pandemia por la Covid-19 y los esfuerzos por contenerla", dijo el Departamento de Trabajo en un comunicado.

Wall Street celebró los datos con una subida del Dow Jones de 1.4 por ciento y del indicador ampliado S&P en la apertura.