La devolución de unos 200 millones de dólares, ofrecida por hechos de corrupción en la adquisición estatal de una plana de fertilizantes, fue ofrecida por el empresario Julio César Villarreal, reveló hoy el presidente Andrés Manuel López Obrador.

 

La oferta de devolución es respecto a la compra que Pemex hizo a Altos Hornos de México (AHMSA) de la empresa de fertilizantes Agronitrogenados, un complejo chatarra presuntamente adquirido con un sobreprecio por esa cantidad. El caso es uno de los que se siguen al exdirector de Pemex, Emilio Lozoya Austin, quien habría recibido sobornos por esa operación.

 Luego de que el pasado martes 28, el presidente López Obrador informara que había una oferta de devolución de la cantidad mencionada, diversos accionistas y fuentes internas de AHMSA aseguraron que no había ninguna oferta de devolución, un asunto que se le cuestionó hoy al mandatario quien, tras una exposición sobre los antecedentes, aceptó que fue Julio César Villarreal el que hizo la oferta.

 

Villarreal, presidente y accionista mayoritario de Villacero, compró recientemente un amplio paquete accionario de AHMSA, una condición a la que se refirió hoy el mandatario.

 Sin embargo, López Obrador dijo que, si la devolución no se llevaba a cabo, no se ofrecerían beneficios y los procesos judiciales seguirían su curso natural, esto es que hay la posibilidad de reducir penas.

 

“No sé si sea todo el daño (los 200 millones de dólares) pero creo que es algo que podría ayudar a los implicados, si devuelven el dinero; si no devuelven el dinero el juicio sigue adelante”, dijo.

 


Recordó la historia de esa empresa como parte de las contradicciones “del neoliberalismo”: se privatizó en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari y fue adquirida, dijo el presidente, por el exgobernador de Coahuila (1993-1999) y exdirector de Pemex (1999-2000), Rogelio Montemayor Seguy; fue vendida a AHMSA y luego, Pemex la volvió a adquirir.

 

“Privatizadores y estatistas a conveniencia”, dijo.

 

Objetivos de juicio a Lozoya

En cualquier caso, el mandatario expuso que el propósito del caso que se sigue a Emilio Lozoya, tiene tres objetivos: que el pueblo conozca la verdad sobre el modus operandi de la corrupción para evitar la repetición; lo segundo es el castigo a los responsables y erradicar la impunidad y, finalmente, recuperar bienes saqueados.

López Obrador expuso que, tras la detención de Alonso Ancira, que fue presidente y accionista principal de AHMSA, este vendió un paquete accionario a Julio César Villarreal, quien habría hecho la oferta de devolución.