Los equipos de rescat e prosiguen la búsqueda de desaparecidos en el puerto de Beirut dos semanas después de la explosión que asoló gran parte de la capital libanesa , mientras las fuerzas de seguridad piden la colaboración de las familias en la toma de muestras de ADN para identificar los cuerpos encontrados .

El jefe de Información de la brigada de bomberos de Beirut , Ali Najm , aseguró este martes a Efe que "las operaciones de rescate continúan para encontrar a las personas desaparecidas", aunque se están haciendo "lentamente para preservar los restos de los cuerpos, que son sagrados ".

"La búsqueda no ha parado", afirmó Najm desde el parque de bomberos de Karantina, barrio cercano al puerto y el primero en responder al fuego que se declaró antes de la deflagración de dos mil 750 toneladas de nitrato de amonio que llevaban seis años almacenadas sin custodiar en la terminal.

Diez bomberos de su brigada acudieron para sofocar el incendio el 4 de agosto y todos murieron como resultado de la explosión, si bien uno de ellos continúa en paradero desconocido.

"Permaneceremos hasta el último momento para encontrarle. No hay un período específico en el que tengamos que parar", Dijo.

Unas treinta personas se encuentran desaparecidas, según las cifras manejadas por el Ejército libanés, que ha tomado el mando del puerto de Beirut durante el estado de emergencia en la ciudad.

Las fuerzas del Ministerio de Interior llamaron hoy a las familias de los desaparecidos extranjeros a que acudan para que se les tomen muestras de ADN, a fin de "facilitar" el proceso de identificación de los cadáveres encontrados, indicaron en su cuenta de la red social Gorjeo.

Hasta el momento, los cuerpos de veintiséis extranjeros han sido identificados y se sigue sin conocer la identidad de siete.

Una fuente militar, que pidió no ser identificada, dijo a Efe que se están encontrando "restos muy pequeños de cuerpos humanos" que están siendo enviados a unidades para tomarles muestras de ADN e identificarlos.

Al menos 180 personas murieron y más de seis mil resultaron herida por la explosión en el puerto de Beirut, de acuerdo con los últimos datos del Ministerio de Salud libanés.