CDMX.- El expresidente Felipe Calderón declaró que si el mandatario Andrés Manuel López Obrador tiene pruebas fundadas en su contra debería presentarlas ante la Fiscalía sin necesidad de realizar una consulta ciudadana para enjuiciar a expresidentes.


Desde su cuenta de Twitter, Calderón calificó como "violatoria de garantías elementales" la petición que AMLO hizo este martes al Senado para realizar una consulta popular para enjuiciar a los últimos cinco expresidentes mexicanos por posibles actos de corrupción durante sus gestiones. 


El expanista señaló que la petición de López Obrador viola las garantías elementales de: presunción de inocencia, debido proceso legal, justicia por Tribunal Independiente, Investigación exclusiva del Ministerio Público, así como protección vida, honra y dignidad, por lo que retó a AMLO a presentar pruebas fundadas en su contra ante la autoridad correspondiente en caso de tenerlas.


Si tiene pruebas fundadas contra mí, que vaya hoy y las presente ante el Fiscal, sin necesidad de consulta. Pero si no tiene pruebas y ni acusaciones específicas, no hay consulta ni votación que valga, debe dejar de hostigarme y respetar mis derechos como cualquier ciudadano", añadió.


Agregó que las acciones del presidente de la República constituyen un "acto corruptor de la Justicia", ya que sostiene que "ejerce una presión abrumadora e indebida sobre fiscales y juzgadores, a través de la manipulación de la opinión pública, con a utilización de recursos públicos".


Por tal motivo, Felipe Calderón denunció una "persecución política" emprendida en su contra por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, quien es martes presentó una iniciativa para realizar una consulta en las elecciones intermedias del 6 de junio de 2021, cuando los ciudadanos se pronunciarían a favor o en contra de enjuiciar a sus predecesores. 


AMLO denunció que "el neoliberalismo dejó millones de víctimas" en los sexenios de Carlos Salinas de Gortari (1988-1994), Ernesto Zedillo (1994-2000), Vicente Fox (2000-2006), Felipe Calderón (2006-2012) y Enrique Peña Nieto (2012-2018).


¿Está de acuerdo o no con que las autoridades competentes --con apego a las leyes y procedimientos aplicables-- investiguen y en su caso sancionen la presunta comisión de delitos por parte de expresidentes antes y durante sus gestiones?", reza la pregunta que propuso.


La propuesta de López Obrador se envió al Senado tras una campaña ciudadana, apoyada por el oficialista Movimiento de Regeneración Nacional (Morena,izquierda), en la que se recaudaron 2 millones de firmas, según el mandatario.


Este lunes había asegurado que la campaña ciudadana solo había conseguido cerca de 800.000 firmas, poco menos de la mitad de lo que que exige la ley para que el Instituto Nacional Electoral (INE) realice la consulta popular.


De todas formas, porque hoy vence el plazo, consideré importante presentar también este escrito para tener más seguridad", indicó desde Palacio Nacional.

El presidente, que llegó al poder en 2018 con la promesa de erradicar la corrupción del "periodo neoliberal", aseveró que él votaría en contra porque su "fuerte no es la venganza".


Por estas razones, el Partido Revolucionario Institucional (PRI), en el que militaron Salinas de Gortari, Zedillo y Peña Nieto, acusó al presidente de armar un espectáculo rumbo a 2021, cuando se renovará la Cámara de Diputados.


En esta noche mexicana quedarán en evidencia los dos fracasos políticos de López Obrador: el juicio a expresidentes y la rifa simulada del avión. Ni se juntaron las firmas ni se vendieron los boletos", afirmó Héctor Yunes, vocero del grupo parlamentario del PRI.