El gobernador Javier Corral lamentó que desde la Secretaría de Gobernación que encabeza Olga Sánchez Cordero, se realice una campaña de intimidación en contra de los productores que defienden el agua de las presas de Chihuahua.

“Es muy penoso que toda esta campaña de intimidación y amenazas se esté produciendo desde la Secretaría de Gobernación, que estuvo ausente durante todo el conflicto y en las últimas semanas ya se apareció, pero para llevar a cabo una estrategia de intimidación y tratar de asustar a los productores”, expresó el mandatario estatal, al ser abordado por los medios de comunicación en su gira de trabajo por el municipio de Jiménez.

“Es grave –destacó– que lo haga la titular de la Secretaría de Gobernación, es muy penoso que lo haga una ex ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que si con algo debiera estar comprometida es con la Constitución y con la ley”.

Javier Corral dijo que tanto el Gobierno del Estado como los productores, están en la mejor disposición de entablar cualquier negociación o mesa de trabajo que se decida de manera formal.

Sin embargo, señaló, lo que está haciendo el Gobierno Federal, a través de medidas de franca amenaza e intimidación a algunos productores, es tratar de irlos llamando individualmente a la Ciudad de México, para dividir al movimiento y sembrar el miedo entre los demás compañeros.

Reiteró que la Administración estatal no permitirá que con instrumentos de la Secretaría de Seguridad Pública se esté presionando a los productores para sacarles compromisos que nunca van a poder sostenerse, si realmente no tienen el consenso pleno de los presidentes de Módulos y de los Distritos de Riego.

El gobernador recordó lo que recientemente dijo ante el Congreso del Estado, en el sentido de que así no se van a resolver los problemas, porque los productores de Chihuahua no pueden ser sentados en ninguna mesa de negociación en calidad de delincuentes, ni el Gobierno del Estado acusado de incitador o de conspirador.

“Queremos una negociación seria, transparente, formal, basada en un diálogo respetuoso y digno, pero no quieren hacer ninguna propuesta formal”, indicó.

“Tenemos un gran acuerdo los productores y el Gobierno del Estado; a cualquier mesa que se construya para el tema del conflicto del agua, estamos dispuestos inmediatamente a concurrir, pero vamos a ir juntos”, añadió el titular del Ejecutivo estatal.