EU.- El gobierno de Estados Unidos informó al general Salvador Cienfuegos Zepeda, extitular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), que buscará decomisar todos sus bienes.

En la acusación que le fue notificada a Cienfuegos Zepeda el viernes pasado, el fiscal estadounidense explicó: “Estados Unidos notifica al acusado que, tras su condena por cualquiera de los delitos imputados en los cargos uno al tres, el gobierno buscará el decomiso” que señala que a cualquier persona condenada por dichos delitos se le confisque cualquier propiedad que constituya o que se derive de cualquier ingreso obtenido directa o indirectamente como resultado de tales delitos; y cualquier propiedad utilizada, o destinada a usarse, de cualquier manera o en parte, para cometer o facilitar la comisión de tales delitos”, señala la acusación del expediente CR 19-366.

El documento establece que en el caso de que los bienes que Estados Unidos busque decomisar al extitular de la Sedena no sean localizables, sean vendidos, o colocados fuera de la jurisdicción del tribunal, se disminuya su valor o se mezcle con otras propiedades que no admitan cómoda división, se buscará decomisar cualquier otra propiedad de Cienfuegos Zepeda hasta por el valor del daño que será calculado posteriormente.

Esto, debido a que el fiscal aún no ha informado sobre ningún cálculo del dinero que presuntamente el militar obtuvo de los delitos, ni señaló sobre qué propiedades puede ejecutarse un eventual decomiso.

En su acusación, afirmó que supuestamente para lavar el dinero, Cienfuegos Zepeda realizó transferencias monetarias desde Estados Unidos a varios lugares y personas en México.

“Entre diciembre de 2015 y febrero de 2017, dentro del Distrito Este de Nueva York y en otros lugares, el acusado Salvador Cienfuegos Zepeda, también conocido como El Padrino y Zepeda, junto a otros, conspiró a sabiendas e intencionalmente para realizar una o más transacciones financieras en y que afectan el comercio interestatal y extranjero.

“A saber: la transferencia y entrega de moneda mexicana y estadounidense, cuyas transacciones de hecho involucraron el producto de una actividad ilegal especificada, a saber: tráfico de narcóticos, sabiendo que la propiedad involucrada en las transacciones representaron el producto de alguna forma de actividad ilegal con la intención de promover la realización de la actividad ilegal especificada, sabiendo que las transacciones fueron diseñadas en su totalidad y en parte para ocultar y disfrazar la naturaleza, la ubicación, la fuente, la propiedad y el control de los ingresos de la actividad ilegal especificada”, señala el texto.

“Transportar, transmitir y transferir instrumentos monetarios y fondos desde uno o más lugares en Estados Unidos hacia y a través de uno o más lugares fuera de este país, es decir: uno o más lugares y destinatarios en México, con la intención de promover la realización de la actividad ilegal especificada”, precisa.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos afirma que durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, el general Cienfuegos Zepeda, como titular de la Sedena, recibía sobornos del Cártel H2, vinculado con los hermanos Beltrán Leyva y que era liderado por Francisco Patrón El H2.

En su acusación subraya que conspiró para manufacturar, importar y distribuir drogas entre 2015 y 2017: “El imputado Salvador Cienfuegos Zepeda, también conocido como El Padrino y Zepeda, junto a otros, lo hizo consciente e intencionalmente para conspirar, fabricar y distribuir una o más sustancias controladas, con la intención, conocimiento y motivos razonables para creer que dichas sustancias serían importadas ilegalmente a Estados Unidos”, señala la acusación radicada en la Corte de Brooklyn, Nueva York.

El patrimonio de Cienfuegos Zepeda creció durante los seis años que estuvo al frente de la Secretaría de la Defensa Nacional.

En su primer año, 2013, el militar reportó cuatro casas, tres adquiridas de contado y una a crédito, dos vehículos comprados de contado, menaje de casa, una cuenta bancaria, e ingresos anuales netos por 2 millones 286 mil 95 pesos, según Declaranet.

Para 2015, Cienfuegos Zepeda declaró cuatro casas y una cuenta bancaria con un monto por 3 millones 534 mil 336 pesos y ningún vehículo a su nombre.

El militar cerró su administración al frente de la Sedena con un patrimonio de cuatro casas, tres vehículos, entre ellos una camioneta Hummer que le fue donada, de acuerdo con su declaración de conclusión fechada el 14 de diciembre de 2018.

Según el documento disponible en el portal de Declaranet, la camioneta de la marca General Motors, modelo 1992, fue donada el 7 de mayo de 2017 por un particular. La operación tuvo un valor de 33 mil 431 pesos.

Además, reportó un vehículo Audi, modelo QS 2018, que compró a través de un crédito de un millón 695 mil 910 pesos el 12 de octubre de 2018.

Incluyó cuatro operaciones financieras relacionadas con inmuebles por 10 millones 710 mil pesos entre 1973 y 2018.

También, una cuenta bancaria con un saldo de 13 millones 865 mil 443 pesos y la adquisición de un tercer vehículo, en octubre de dicho año, con valor de un millón 726 mil 541 pesos, por completar su pago.

Tomado de el universal.