No cabe duda que Geraldine Bazán de 37 años prefiere mil veces ser madre de tiempo completo que estar con Gabriel Soto, con quién mantuvo un largo matrimonio hace poco, pero por azares del destino ambos actores terminaron su romance, pues como todos saben el actor decidió terminar con la madre de sus hijas para irse con Irina Baeva. 


Pero aunque muchos no lo crean Geraldine Bazán prefiere mil veces estar soltera, que estar junto a Gabriel Soto, dejándole bien claro a Irina Baeva que jamás le llegará a los talones como mujer en ese aspecto, pues como algunos saben en varias ocasiones se ha dicho que la actriz de origen ruso solo trata de copiar todo lo que hace Geraldine Bazán para gustarle más a Gabriel Soto, por lo que los fans de Geraldine Bazán le han dicho que ella es mucho mejor en todos los aspectos que Irina Baeva, en especial por darse a respetar como mujer.


Como algunos sabrán en varias ocasiones le han preguntado en las redes sociales a Irina Baeva cuando le dará un hijo a Gabriel Soto, pero al parecer no está en sus planes dicha etapa, pero lo que sí es un es que Geraldine Bazán prefiere mil veces criar a sus hijas solas que a lado del actor, quien para muchos internautas es considerado como un hombre que no tuvo las agallas de haber hecho las cosas bien cuando trató de formar una relación con Irina Baeva aún estando casado con la misma Geraldine Bazán. 


Y es que dicha acción por parte de Gabriel Soto fue calificada por muchos como un acto muy bajo, pues al parecer cuando Geraldine Bazán sospechaba de dicho amorío del padre de sus hijas, este lo negó, pero la actriz siempre supo la verdad, ya que su intuición siempre le dijo que Gabriel Soto mantenía, pero cuando supo la verdad no dudo en ningún momento exponer la infidelidad de su ahora ex esposo, con quién ahora solo lleva una relación de cordialidad por el bien de sus hijas.  


Es por eso que Geraldine Bazán lejos de quedarse como una mujer sufrida, ha tratado de avanzar como mujer por lo que le ha ido muy bien, ya que ahora se le ve mucho más joven y plena, además, está más enfocado en todos sus proyectos en especial en los profesionales, pues ella quiere darle todo a sus hijas demostrando que no ocupo de Gabriel Soto para avanzar, así es que por Geraldine Bazán las cosas han ido de maravilla. 


Otra de las cosas que ha logrado Geraldine Bazán al no estar con Gabriel Soto es que como figura pública le ha demostrado a otras mujeres que siempre se puede comenzar en todos los aspectos, pero en especial cuando una relación termina, ya que muchas mujeres la han pasado muy mal cuando sus parejas las dejan, pero la bella actriz lejos de que ser viera como una víctima cuando ocurrió dicho escándalo, decidió renovarse poco a poco. 


Por si fuera poco hasta hace poco Geraldine Bazán se dio la oportunidad de darse una oportunidad en el amor, ya que en un principio se había dicho que ella no quería a ningún hombre más que a Gabriel Soto en su vida, pero fue avanzando a paso lento, pues primero se le relacionó con el actor argentino Santiago Ramundo, con quién salió algunos meses, pero al final decidieron terminar como amigos, por lo que se dio tiempo para estar sola. 


Con el paso del tiempo Geraldine Bazán se enfocó en diversos proyectos, entre ellos dedicarse al mundo de las telenovelas, pero fue hasta hace poco que se dio a conocer sobre el nuevo romance de la rubia con en empresario Luis Rodrigo Murillo, con quien fue captada hace unos días en un restaurante de la Ciudad de México, demostrando que ya no le oculta nada a nadie y mucho menos le tiene miedo al que dirán.  


Lo que si es un hecho es que Geraldine Bazán ha estado disfrutando al máximo su nueva etapa como mujer y no ha permitido que nada ni nadie la detenga, aunque se ha comentado mucho que Gabriel Soto al parecer quiere frenar el nuevo romance de su ex mujer por una razón que lo tiene algo incómodo, se trata del pasado oscuro del empresario. 


Resulta que la revista TV Notas, había mencionado en una de sus publicaciones que supuestamente Luis Rodrigo Murillo, era un hombre que solo utilizaba a las mujeres y que podría dejar en la bancarrota a Geraldine Bazán, pero al parecer a la actriz no le interesa la opinión del padre de sus hijas al opinar sobre su nueva relación la cual está dando mucho de que hablar.