Giuseppe Conte explicó en una comparecencia parlamentaria las medidas que su gabinete quiere implementar y que someterá a votación en la cámara de Diputados y en el Senado, para que después sean aprobadas por el Consejo de Ministros. 


El decreto también incluirá acciones restrictivas dirigidas a las regiones con mayor nivel de contagio y establecerá tres fases en función del riesgo, después de que algunas, como Lombardía.


Es necesario introducir un régimen diferenciado basado en los distintos escenarios regionales”, apuntó Conte, una decisión que no gusta al presidente de Lombardia, Attilio Fontana, que ha pedido recientemente las mismas medidas para todo el país. 


Para todo el territorio nacional, donde se señalan niveles de riesgo elevados, queremos intervenir solo con algunas medidas específicas que ayuden a reforzar el plan de contención de los contagios, que ya estamos persiguiendo con los tres decretos (aprobados en los meses pasados), particularmente con el último”, destacó.