En su exigencia al presidente del Consejo de Seguridad y protección Ciudadana de México, Ricardo Mejía Berdeja, remarcó estar conciente de la falta de legislación para la regulación de autos importados.


Con carta dirigida al presidente del Consejo de Seguridad, pidió la intervención y una interrupción de los decomisos por las circunstancias de pandemía que se vive.


“Ante la grave crisis sanitaria en que nos encontramos es incluso irresponsable exponer aún más a los ciudadanos que se encuentran en estado de vulnerabilidad al obligarles a tomar un transporte público”, señaló.


Indicó que las familias utilizan este tipo de automóviles para obtener ingresos y lograr una calidad de vida mejorr, ya sea con fines de salud o productivos económicos, alejados de una cuestión de lujo.


Agregó que pagar la regularización resulta en mucho de los casos más caro de lo que costo el automóvil.