Un tribunal surcoreano ha concedido este jueves la libertad bajo fianza al líder de la Iglesia de Jesús Shincheonji, secta relacionada con la epidemia de Covid-19 en Corea del Sur después de que miles de sus miembros se infectaran con coronavirus, informa Yonhap.

El contagio masivo ocurrido en febrero atrajo la atención de Gobierno y de la sociedad hacia esta organización religiosa, cuyo líder, Lee Man-hee, fue arrestado en agosto, presuntamente, por impedir la respuesta gubernamental a la pandemia del Covid-19. En sus esfuerzos por garantizar la oportunidad de ir al paraíso para todos los feligreses, el 'mesías' procuró organizar reuniones religiosas en masa sin importarle la pandemia y la salud de sus adeptos a los que exponía al peligro de contagio.

El clérigo, de 89 años, fue acusado de malversación de fondos, organización de servicios religiosos no autorizados y falsificación de las actas de las misas en febrero. Ese mes, una feligresa infectada con coronavirus participó en al menos cuatro reuniones multitudinarias en la ciudad de Daegu, generando cientos de contagios. En total, más de 5,000 casos del virus se asocian con la secta.