Los activistas denunciaron que esta propuesta viola la libertad de expresión y prensa, no obstante, el gobierno de Macron señala que solo busca la seguridad de los agentes ante las amenazas en internet.


Distintas organizaciones de Francia, así como internacionales convocaron a una manifestación masiva, además expresaron sus temores de que fueran violentados durante el acto.


El primer ministro de Francia, Jean Castex, indicó que la enmienda no coarta la libertad de prensa, solo que se enfoca únicamente en la difusión de fotografías con intención clara de poner en peligro al policía.


La propuesta es respaldada por los legisladores del partido del presidente Emmanuel Macron quien además tiene mayoría en el parlamento.


La votación esta prevista para el próximo martes, para después pasar al Senado.