México.- Un Boeing 737 Max realizó este miércoles en Brasil el primer vuelo comercial de ese modelo tras 20 meses de paralización mundial debido a dos graves accidentes.

El vuelo 4104 de la aerolínea brasileña Gol partió de Sao Paulo a Porto Alegre (sur de Brasil) con más de 20 minutos de atraso.

El aparato, con siete tripulantes a bordo y capacidad para 186 pasajeros, tuvo todos sus asientos ocupados.

Dos miembros de la tripulación, que pidieron el anonimato, dijeron poco antes de embarcar que estaban "muy emocionados" de formar parte de esta misión y expresaron su seguridad de que todo marcharía a la perfección.

Gol, la mayor compañía de vuelos domésticos en Brasil, indicó la víspera que, si algún pasajero se sentía ansioso al enterarse de que viajaría en ese modelo de avión, podría reagendar su viaje sin costo.

Boeing señaló por su lado que sus aparatos 737 Max fueron sometidos a varias modificaciones, en particular en su software de control de vuelo MCAS, que no pudo ser dominado durante los vuelos siniestrados de Lion Air en octubre de 2018 y de Ethiopian Airlines en marzo de 2019, con un balance total de 346 muertos.

Regreso a los cielos

La suspensión de los vuelos del MAX 737 tras ese segundo accidente sumergió al gigante estadunidense de la aviación en una severa crisis, agravada por los desafíos de la industria aeronáutica ante la pandemia de coronavirus.

Hasta ahora, solo los reguladores de Estados Unidos (FAA) y de Brasil (ANAC) dieron luz verde a la reanudación de las operaciones de la aeronave.

En Estados Unidos, American Airlines programó su primer vuelo comercial con el 737 MAX el 29 de diciembre.

Gol, la única aerolínea brasileña que posee esas aeronaves, prevé que sus siete ejemplares de 737 MAX (de una flota total de 127 aviones) vuelvan a volar antes de fin de año.

Como muestra de confianza en las reformas del aparato, Gol planea expandir masivamente su flota de 737 MAX.

La aerolínea "tiene 95 pedidos firmes [de compra] con Boeing", además de 20 aeronaves que están en Estados Unidos esperando ser entregadas, dijo el martes un portavoz de Gol.