El primero de ellos fue Villas Motel, por no contar con licencia o permiso para la venta de bebidas alcohólicas, por lo cual recibieron un acta y decomiso de la mercancía. 

De igual forma el Motel Houston fue clausurado por la misma razón, no podía vender bebidas alcohólicas a falta de permiso, por lo que fue la misma sanción. 

En el caso del último, Motel Celta, la clausura se debió por no respetar el acuerdo que emitió el Gobierno del Estado a través de la Secretaría de Salud ante la actual contingencia. En el lugar rebasaron el 30% de la capacidad permitida.