En su segundo día de gira por Michoacán, el titular del Ejecutivo estableció que el puerto de Manzanillo, Colima, es una plaza que se pelean grupos del crimen organizado y esa lucha impacta a toda la región.

“Esto tiene que ver mucho con Manzanillo, con el Puerto. Por la entrada de las drogas, sobre todo de los químicos, de ese químico tan dañino que es el fentanilo”, señaló el presidente desde Cotija.

La ruta de las drogas y de químicos para producirlas que ingresan por Manzanillo afecta a Colima, Michoacán, Estado de México, Jalisco, y Guanajuato, entidad con el mayor número de homicidios del país.

“Es un estado que se descompuso mucho en los últimos tiempos, ya se ha dicho, son enfrentamientos entre las bandas y eso hace que aumente mucho el número de homicidios que hay en Guanajuato”, reconoció López Obrador.

En Cotija, el presidente inauguró un cuartel de la Guardia Nacional. En Michoacán habrá 33 instalaciones de ese tipo, y se tendrá una fuerza permanente de 5 mil elementos de la Guardia Nacional.