Las labores consistieron en la regeneración de las paredes o taludes del río en dicha intersección, con 400 metros cuadrados de concreto reforzado.

Además, hubo labores en la rehabilitación de la banqueta y guarnición sobre la vialidad, y en la instalación de 70 metros lineales de nueva defensa metálica, con el  objetivo de brindar la seguridad de peatones y automovilistas que pasan por el lugar.

Cabe resaltar que realizaron dichos trabajos con el fin prevenir posibles accidentes regenerando las obras de drenaje pluvial del área y beneficiarán a más de 50 mil chihuahuenses que transitan por dicha vialidad.

Rehabilitando el área, ya que, en años anteriores la obra de drenaje pluvial fue arrastrada por las corrientes de agua del río o las que provenían de la avenida Dostoyevski.