A través de un procedimiento abreviado se le impuso una pena privativa de la libertad de 8 años, ocho meses de cárcel, fallo condenatorio que también lo condena a pagar la cantidad de 32 mil pesos por concepto de la reparación del daño.

 

Durante la audiencia, se ventilaron las pruebas de los hechos por los que fue juzgado, mismos que sucedieron en mayo y junio del 2020, en un domicilio de la colonia Plutarco E. Calles.