Con esta reforma, el Presidente Lopez, quiere convertir a la CFE en un monopolio que traerá más problemas al país, porque con ello van a inhibir inversiones que pueden fortalecer el área.Con estos apagones que sufrimos en el norte del país, es necesario que el Presidente escuche a los expertos en la materia, porque lo que sucede es apenas el inicio de un colapso que se ya se tenía previsto y que ellos lo sabían, pero no quisieron hacer nada.

 

“Andan echando culpas a todo mundo, pero este tipo de emergencias se deben de prevenir y no lamentarse por esperar a que otro país nos ayude, porque no cumplieron las normas y además se le ha dicho hasta el cansancio que es necesario poner a trabajar las energías renovables”, dijo Riggs Baeza. 



Echando culpas no se va arreglar al país, porque es Morena y su Presidente quienes tienen el control , pero después de dos años han tenido más errores que aciertos. 


Con esta reforma eléctrica representa una fuerte regresión, en lugar de ir hacia el futuro para que tengamos energía solvente, barata y sin apagones, porque se viene un aumento a la luz eléctrica de aprobarse esta nueva reforma. Piensa el Presidente que el país mejorará con irse al pasado, pero ya vimos que depender del gas, no es lo más conveniente y menos echando culpas.