Trascendió que las tres personas que fueron ejecutadas al interior de un domicilio luego de encontrarse en una celebración, se trata de la madre quien es dueña de la vivienda, su hijo y un vecino quienes se encontraban también celebrando.

Se dijo que la mujer tenía una edad aproximada a los 38 años, mientras que el hijo 20 años de edad, así como su vecino quien tenía la misma edad.

Según las primeras versiones de los hechos sujetos armados arribaron hasta el cruce de las calles Punta Milpillas y Punta San Lorenzo en donde al ubicar a sus víctimas dispararon en repetidas ocasiones hasta dejarlos sin vida.

Elementos de las distintas corporaciones acudieron al lugar de la agresión para levantar las evidencias y realizar las indagatorias correspondientes.

Los cuerpos fueron trasladados a las instalaciones del Semefo para practicarles la necropsia de ley.