Recientemente medios de espectáculos dieron a conocer tras la publicación por parte de una revista en línea de un video en el que apareció Rafael Amaya con “conductas extrañas” en las calles de Tijuana, Baja California, pidiendo auxilio y ayuda debido a que presuntamente intentaban secuestrarlo, lo que consternó a sus fans y seguidores.

Durante dicho periodo de tiempo, el actor que dio vida a “El señor de los cielos” se encontraba en una clínica de rehabilitación y portales en línea vincularon a su manager, Karem Guedimin, como la presunta responsable detrás de lo sucedido.

De acuerdo con el programa de espectáculos en YouTube “En Shock”, Guedimin habría causado el episodio de Amaya así como el “deterioro de su salud mental”.

Con base en las declaraciones de los conductores del programa En Shock, “el declive del estado de Amaya comenzó cuando, después de protagonizar la exitosa serie de Telemundo, El Señor de los Cielos, él adoptó una adicción a las drogas. Tras su desaparición de las pantallas por varios años, se hizo de conocimiento público que el actor había sido ingresado en una de las clínicas de rehabilitación de Julio César Chávez".

Jorge Carbajal, conductor del programa, afirmó conocer de cerca la situación y señaló que la representante de Rafael Amaya, mientras él se encontraba en dicha rehabilitación, “constantemente lo acosaba visitándolo en la clínica, presionándolo para volver a su vida de celebridad, pues varios contratos se habían quedado congelados y tenían que reactivar sus ingresos”.

El hecho habría generado presión en Amaya y estrés, hecho que detonó el episodio mientras se encontraba en rehabilitación y, según señalaron en redes, bajo medicamento. 

Sin embargo esto no ha sido confirmado por la representante del actor quien además brindó una entrevista para “Suelta la Sopa”, donde negó lo sucedido.