La socialité de 40 años logró esta fortuna, gracias a sus dos empresas derivadas de sus marcas KKW Beauty y Skims, así como contratos de su programa de reality show en donde presta su imagen. 

En octubre de 2020, Forbes había estimado que la fortuna de Kim Kardashian ascendía a los 780 millones de dólares, sin embargo este año superó los mil millones. 

La celebridad alcanzó la fama en el reality “Keeping up with the Kardashians”, el cual fue lanzado en 2007. En la actualidad, Kim cuenta con 200 millones de seguidores en Instagram.